El hotel Londres, Valencia


El edificio Martí Alegre, donde más tarde se ubicó el Hotel Londres, es obra del arquitecto Javier Goerlich Lleó, construido entre 1934 y 1941. El edificio se ubicó en la plaza del Ayuntamiento, un espacio por entonces recién creado fruto de las operaciones de reforma interior, las cuales pretendían que Valencia pasara de ser una ciudad comarcal agrícola a convertirse en una capital europea. El hotel ocupa un solar en esquina, con fachada mayor a la calle Barcelonina y con el frente menor recayente a la plaza. El encuentro entre ambos lados se resuelve en cubillo, solución recurrente en las embocaduras de las calles que parten de la plaza. La curvatura apoya la horizontalidad compositiva, conseguida a través del afranjado que alterna unas franjas enlucidas con otras de fenestración, en las que se intercalan entrepaños de ladrillo. Se remata el edificio con un estudiado escalonamiento, que se logra recuperando la alineación del vial y sobreelevando el chaflán curvo. En contraste con la horizontalidad general, aparece una banda vertical continua, que se ajusta a la línea de la calle y en cuya base se sitúa el acceso, bajo una marquesina. La distribución es muy funcional, pues en el interior de la parcela se agrupan el núcleo vertical y las zonas húmedas alrededor de dos patios de luces y se reserva el perímetro exterior para las habitaciones, ubicando en el chaflán las principales. Su estilo es racionalista y fue construido para su promotora Desamparados Martí, por eso también denominado edificio Martí-Alegre. El edificio consta de planta baja dedicada a usos comerciales y ocho plantas altas más ático. La morfología de la parcela con el acceso lateral y la ubicación del cuerpo de escalera y ascensor permitieron una distribución muy funcional de las habitaciones en torno al perímetro exterior y a dos pequeños patios de luces interiores. 

El hotel Londres, instalado en el edificio, perteneció a la familia del director de cine Luis García Berlanga. El inmueble tuvo que ser entregado como pago de un crédito a una entidad financiera por su último propietario, el constructor valenciano Juan Armiñana. Finalmente, la cadena hotelera valenciana Casual Hoteles ha adquirido el inmueble para convertirlo en una hospedería tematizada Vintage que abrió al público en 2016 tras una inversión de seis millones de euros.

El hotel Casual Valencia Vintage dispone de 8 plantas con un total de 67 habitaciones que, bajo la temática vintage, hacen referencia a la cultura de la América de los 60, la España de los 70, el estilo British, al "Ciao Italia" o el Nouveau Français. El proyecto ha sido diseñado por el estudio creativo DCS Brand & MK Studio y dirigido por David Cantó.

Fuentes:
Fotografías originales del autor


Comentarios

Entradas populares de este blog

Homenaje a Blanquita

El barrio de Torrefiel, Valencia

La antigua Cárcel de Mujeres, Valencia